Noticias

En Canarias existe la posibilidad de implantar prótesis exactas y adaptadas a cada paciente, gracias a la última tecnología basada en un sistema de guías quirúrgicas previo a la intervención y una amplia cobertura de tallas. Fermon Indis, distribuidor en exclusiva en las islas de este sistema personalizado de tratamiento de la artrosis de la firma americana Biomet, valora el ahorro de los costes sanitarios a largo plazo y la mejora de la movilidad de los pacientes.

La empresa familiar canaria Fermon Indis, especializada en la gestión de productos y servicios sanitarios, está dando a conocer a los cirujanos de las islas un sistema absolutamente novedoso para la artroplastia de rodilla. Se trata de la primera prótesis totalmente adaptada a las medidas de cada paciente, combinada con un sistema de implantación personalizado que se ayuda de la resonancia magnética para tomar la talla y posición del implante y de una aplicación informática para la fabricación de las guías exactas para su inserción.

Las nuevas prótesis personalizadas son sustitutivas del hueso en los casos de artrosis de rodilla en que así lo requiere el daño en la articulación, generalmente con dolor e inmovilidad del miembro afectado.

La diferencia con otras soluciones existentes hasta ahora a nivel mundial es que los sistemas patentados por la firma norteamericana Biomet cuentan con una amplia disposición de tallas (10 tamaños femorales y 9 tibiales, intercambiables), para poder ajustarse a la medida del hueso de cada paciente independientemente de su sexo o estatura. Asimismo, se presenta como una solución al problema rotuliano, puesto que mejora el contacto completo de rótula y fémur, incluso en la flexión completa, eludiendo las conocidas molestias que suceden a las intervenciones de rodilla.

Otras ventajas técnicas del denominado sistema «Vanguard», de Biomet, se refieren a su escudo anterior del fémur reducido, para evitar el sobredimensionado del fémur; la resección intercondilar proporcional a cada tamaño y la posibilidad de una mayor flexión sin riesgo de luxación. Por otra parte, la constatación de un aumento de pacientes alérgicos al metal, especialmente al níquel, llevó a Biomet a desarrollar los componentes femorales encapsulados con titanio niobio, resolviendo con ello el tratamiento de estas personas.

Tratamiento personalizado de la artrosis
Biomet ha desarrollado a su vez un sistema personalizado para la implantación de la rodilla «Vanguard», que se vale de una resonancia magnética, previa a la intervención, para recoger las características de la rodilla del paciente (talla y posición del implante). Los datos se envían a Biomet, que remitirá un software con información al cirujano. Si éste da su conformidad, se confeccionarán dos plantillas en resina con las referencias (guías) sobre las que irá colocado el implante. En el momento de la intervención quirúrgica, las guías sólo tienen una posición posible sobre la anatomía del paciente por lo que no existen dudas que despejar en quirófano y haciendo innecesaria la presencia del navegador en la sala de operaciones, a diferencia de otros sistemas. De este modo, la prótesis no sólo se adapta perfectamente a la talla, sino que se pueda reconstruir la rodilla tal y como era originariamente.